ZAPATILLAS DE TRAIL RUNNING

¿Vas a empezar a practicar trail running y no sabes qué zapatilla de trail es la adecuada para ti? ¿Tienes objetivos distintos a cuando empezaste y necesitas una zapatilla con otras características? ¿Te compraste unas zapatillas de trail, pero nunca te has sentido 100% a gusto?

Esto se ha terminado.

Ha llegado el momento de resolver todas tus dudas y estar completamente seguro de comprar tus zapatillas de trail running perfectas.

Quédate en trailrunning.run y adquirirás los conocimientos necesarios para que te sientas como Kilian Jornet con tus próximas zapatillas.

Los mejores artículos sobre equipamiento de Trail Running

¿Qué son las Zapatillas de Trail Running?

Las zapatillas de trail running surgen como respuesta a las necesidades de los corredores que deciden, parcial o totalmente, dejar a un lado el asfalto, para correr por entornos naturales.

Estos entornos pueden ser la montaña, senderos, caminos o, incluso, parques dentro de las mismas ciudades.

Estos terrenos tienen, por tanto, una serie de características que hacen que necesitemos unas zapatillas especiales para correr y que nos protejan en todo momento.

Además, no solamente influye el medio por donde corremos, sino el estado del mismo.

Lluvia, barro, arena, polvo, piedras o nieve, son las palabras preferidas de un trailrunner. Y, si aún no lo son para ti, créeme que pronto lo serán.

Cuando corremos por ciudad, es muy raro encontrarnos ramas o piedras que sortear, barro que pisar, y grandes charcos que nos corten el camino.

Por el contrario, en el medio natural, lo común es jugar con todos estos elementos, y, para superarlos con eficacia, necesitamos de unas buenas zapatillas de trail running.

Como se trata de una elección difícil, que genera muchas dudas y, que para estar totalmente satisfecho hay que tener en cuenta varios detalles, vamos a tratarlo todo a continuación, de manera clara y sencilla.

¡Vamos a por ello!

Para entender las características que tendrán nuestras zapatillas para practicar trail, es imprescindible saber en qué parte se encuentran los distintos materiales, tecnologías y diseños.

¡Veamos las partes de una zapatilla de trail running!

Partes de una Zapatilla de Trail Running

Suela

La suela es la parte de la zapatilla que está en contacto con el suelo y, por lo tanto, debe ser la más resistente, ya que suele ser la primera en desgastarse cuando corremos.

Aplicada al trail, tiene todavía más importancia, al estar en contacto con terrenos que la pondrán a prueba.

Además, es una característica básica a tener en cuenta al elegir tus zapatillas de trail, ya que ha de proporcionar un buen agarre y tracción en cualquier terreno, ya sea seco o mojado.

También hay que destacar que nos encontraremos con distintas suelas para cada terreno, dependiendo del taqueado que tengan montado.

Mediasuela

Es la parte inmediatamente superior a la suela de la zapatilla, y juega uno de los papeles más importantes.

Es el elemento donde está ubicado el sistema de amortiguación y reacción, siendo la combinación de ambas características una de las claves para elegir nuestras zapatillas.

Debemos tener en cuenta las distancias que queramos correr con las zapatillas, nuestro peso, y la sensación de amortiguado que prefiramos.

Plantilla

Se encuentra en la parte interior de la zapatilla y, aunque pueda parecer que no, puede marcar la diferencia.

Una buena plantilla ha de proporcionar un extra en amortiguación y sensación de comodidad, tanto al meter el pie en la zapatilla como según van pasando las horas corriendo.

La evolución en este terreno ha sido enorme, por ejemplo, con la tecnología Ortholite, que proporciona un apoyo amortiguado, no sufre demasiado desgaste con el paso de los kilómetros, y evita el mal olor.

Upper

Con upper nos referimos a la parte superior de la zapatilla, a partir de la mediasuela, que engloba el empeine, la puntera, los laterales y el talón.

Su misión principal es la de recoger el pie de manera cómoda y suave, pero a la vez firme, proporcionando estabilidad mientras corremos.

Hay que buscar el equilibrio perfecto entre un ajuste ceñido, que evite que el pie se mueva al correr, y un exceso de presión que nos pueda provocar rozaduras e incomodidades según pasen los kilómetros.

Otro punto a tener en cuenta es la transpirabilidad, que ayudará tanto a evacuar el sudor, evitando ampollas e irritaciones, como a drenar el agua que nos entre al pisar un charco o cruzar un riachuelo en la montaña.

A su vez, si solemos practicar trail en días de lluvia, podemos elegir zapatillas con impermeabilidad, que eviten que el agua penetre en la parte interior de la zapatilla. Para conseguir esto, se suele utilizar el Gore-Tex, recubriendo el upper con esta membrana.

Dentro del upper, podemos diferenciar las siguientes partes:

Mesh

El mesh, o malla, es la capa de material que recubre el pie.

Este elemento lo encontraremos normalmente perforado, buscando una buena transpirabilidad y ligereza, aunque, como hemos comentado anteriormente, en zapatillas especializadas para lluvia o terrenos grasos puede estar recubierto de una capa impermeable.

Chasis

El chasis es la parte trasera de la zapatilla, toda la zona que nos recubre el talón. Su función principal es proporcionar un plus de sujeción y estabilidad.

Estas características nos las encontramos más presentes en chasis reforzados, con materiales más generosos. Por otro lado, en zapatillas que busquen ligereza, o para distancias menores, nos encontraremos un chasis de materiales más moldeables, sin perder la sensación de que la zapatilla nos abraza el pie.

Puntera

Como su nombre bien indica, es la parte delantera de la zapatilla.

Destacar que nos encontraremos, dependiendo de la finalidad de la zapatilla, con más o menos refuerzos y termosellados a lo largo de la puntera.

Así bien, en una zapatilla de trail para terrenos más técnicos, tendremos refuerzos que nos ayudan a aliviar posibles impactos con rocas u otros obstáculos.

Cordones

Su función es simple, sujetar la zapatilla a nuestro pie, aunque el resultado no siempre es el mismo.

Tener que atarnos muy fuerte los cordones para que sintamos sujeta la zapatilla, además de crear arrugas antiestéticas que nos molestan, pueden dejar un sobrante de cordones que podemos pisar mientras corremos.

Afortunadamente, cada vez más marcas le prestan atención a unos buenos cordones, para que sean un elemento más en la experiencia general de la zapatilla.

Por ejemplo, la casa francesa Salomon, tiene patentado su sistema de cordones Quicklace, hecho de kevlar, que ofrece una resistencia 4 veces mayor a los cordones normales. Se atan de un simple tirón y se desatan aflojando. Además, el sobrante de cordón, una vez ajustado, se guarda en el bolsillito que incorpora la lengüeta de las zapatillas trail Salomon.

Lengüeta

Por último, podemos diferenciar la lengüeta. Este elemento nos debe aportar esa sensación de sujeción que necesitamos en el medio pie, sin que ello interfiera en la comodidad.

Al fin y al cabo, estaremos el 100% del tiempo en contacto con ella, por lo que es muy importante que sea de un material agradable que nos haga sentir cómodos.

Marcas como Salomon, a través de su sistema Endofit, las integran genialmente en sus zapatillas, uniéndola interiormente desde la mediasuela, lo que provoca un efecto calcetín, que nos hace tener el pie sujeto y cómodo en todo momento.

Por otro lado, también sirve como elemento protector para que no nos entre arena, polvo o piedras.

Ya conocemos las partes que conforman las zapatillas de trail running; es hora de entender qué nos ofrecen las distintas variaciones que encontramos en cada una.

¡Estas son las características principales!

Características de las Zapatillas de Trail Running

Taqueado

El que venga de practicar running en asfalto, que cambie el chip, para correr trail se necesitan tacos y todas las zapatillas los traen montados.

Pero como todo en este deporte, no es algo universal, y tendremos que elegir el taqueado de nuestras zapatillas dependiendo de las distancias, terrenos y condiciones en las que vayamos a usarlas.

El taqueado de una zapatilla de trail se diferencia por:

Prominencia

Es la longitud de los tacos y se mide en milímetros.

Como norma general, cuanto más largos, más agarre, pero mayor será su desgaste si no los utilizamos en el terreno adecuado.

Unos tacos prominentes están enfocados a zonas con barro, húmedas o descompuestas, y se suelen combinar con un mayor espacio entre ellos, para facilitar la evacuación y evitar que se nos queden restos en la suela.

Mientras que en zapatillas para terrenos más compactos, encontramos mayor cantidad de tacos y menor prominencia, primando así un agarre y tracción máxima en cada pisada, con una alta sensación del terreno.

Dibujo

Es la cantidad de tacos y cómo están repartidos a lo largo de la suela.

Así, nos solemos encontrar tacos en dirección a la puntera en la mitad delantera de la suela, para favorecer la tracción natural al correr e impulsarnos con cada zancada.

Por el contrario, en la mitad trasera, los tacos suelen estar en la dirección contraria, hacia el talón, para ofrecernos mejor agarre al clavar el pie en las bajadas.

Y, por último, encontramos tacos con distinto dibujo en los laterales o en el contorno de la suela, buscando ganar en estabilidad al pisar en cualquier dirección.

Amortiguación

La amortiguación se convierte en una característica básica, dependiendo del peso de cada corredor y la distancia que vaya a correr. También influyen los gustos personales y la sensación que se quiera tener.

Por lo tanto, debemos fijarnos si la zapatilla aporta una amortiguación blanda, media o firme. Esto viene dado por los compuestos que se han utilizado en la media suela, en combinación con el ancho, en milímetros, de la misma.

Como ejemplo, encontramos mayor amortiguación en zapatillas para carreras de ultra trail, que en zapatillas rápidas y ligeras para distancias de media maratón o menores.

A su vez, corredores con mayor peso, deben buscar una mayor amortiguación que corredores de peso ligero para la misma distancia.

Reactividad

Que nadie se asuste, es muy sencillo.

La reactividad es el retorno de energía que recibe nuestro cuerpo tras cada pisada.

Una buena reactividad evita tener que hacer todo el esfuerzo una y otra vez desde cero, lo que nos provocaría un desgaste muscular enorme.

Para que esto no pase, necesitamos que nuestras zapatillas nos devuelvan parte de esa energía, permitiéndonos alargar nuestras salidas y no cansarnos prematuramente.

Perfil

El perfil, en una zapatilla, es la distancia en milímetros desde nuestra planta del pie al suelo, y diferenciamos entre delantero y trasero.

Zapatillas con mucha media suela y amortiguación: perfil alto. Zapatillas más bajas y pegadas al suelo: perfil bajo.

Drop

El famoso drop.

Seguro que aunque solamente hayamos hecho una búsqueda espontánea sobre zapatillas para correr trail, nos hemos topado con el drop.

Pues bien, el drop es la diferencia en milímetros entre el perfil trasero y delantero.

Es decir, si nuestra zapatilla tiene 25mm de perfil trasero y 15mm de perfil delantero, nos dará un drop de 10mm.

De esta manera, podemos diferenciar de forma genérica entre:

Drop bajo

Podemos clasificarlos de 0 a 4 milímetros.

Con la llegada del minimalismo y del Natural Running, cada vez surgen más zapatillas que se ajustan a estos perfiles.

Requieren de una técnica de carrera depurada y, por lo general, están enfocadas para corredores de peso ligero.

Drop medio

De 4 a 8 milímetros.

Ofrecen sensación del terreno sin llegar al minimalismo, con una mayor amortiguación, siendo útiles para corredores con menor técnica de carrera o para distancias más largas.

Drop alto

De 8 a 12 milímetros.

Son zapatillas con una gran amortiguación, especialmente en la parte trasera, para gente que suele entrar de talón, con menos técnica o más pesados.

Rocker

El rocker de una zapatilla de trail, es la curvatura hacia arriba que tiene la puntera o talón desde la suela.

Normalmente nos lo encontraremos en la puntera, sin embargo, en algunas zapatillas, también podremos verlo en la parte trasera. Eso sí, mucho menos pronunciado.

Su función es la de favorecer el despegue en cada zancada, al ayudar de manera natural en la transición desde el talón a la puntera.

Horma

La horma es el ancho de la zapatilla a lo largo de la suela. Aunque irá en función de gustos, cobra mayor importancia según pasan los kilómetros.

Diferenciamos, entonces, entre hormas estrechas, universales o anchas.

En carreras largas o ultras, nuestro pie necesita espacio para sentirse cómodo durante varias horas de carrera, además de la natural ensanchación del pie por el esfuerzo prolongado.

Por el contrario, en carreras cortas donde busquemos rapidez, podemos optar por hormas más ceñidas y estrechas, ya que al estar menos tiempo corriendo la sensación de agobio en el pie será menor.

Estabilidad

Al igual que en la horma, la estabilidad o soporte que nos ofrecen nuestras zapatillas de trail, será determinante según ganemos en distancia.

Al estirar nuestras salidas o competiciones, el cansancio hace que nuestra técnica de carrera sea cada vez peor, sin prestar mucha atención a dónde pisamos.

Un buen soporte ayuda a corregir estas pisadas, evitando posibles esguinces o torceduras.

También es de especial ayuda para corredores con mayor peso, ya que la probabilidad de inestabilidad al caer sobre el pie o tobillo es mayor.

Algunos elementos que intervienen en una buena estabilidad de la zapatilla son, por ejemplo, una horma más ancha, buenas sujeciones en el empeine y talón del pie, y un diseño de la media suela con flair, es decir, que la media suela se expanda hacia el exterior en vez de ser recta, lo que nos da un mayor campo de aterizaje.

Impermeabilidad

Cada vez es más frecuente encontrarnos con versiones impermeables de nuestras zapatillas de trail running favoritas.

La gran mayoría de ellas incorporan una membrana de Gore-Tex, el material más fiable en cuanto a impermeabilidad, a lo largo del upper.

En algunos modelos, al incorporar este material extra, el tacto y sensación de las zapatillas puede ser más robusto, rígido y acartonado de lo normal.

También hay que tener en cuenta que la impermeabilidad resta transpirabilidad, ya que su misión es que no entre agua y el flujo de aire es mucho menor que en zapatillas no impermeables, donde se busca evacuar el agua que haya entrado.

Como es una característica que gusta mucho a los corredores, las marcas están evolucionando enormemente.

Por ejemplo, las últimas zapatillas impermeables de trail Salomon, las Sense Ride con Invisible Fit, donde la membrana de Gore-Tex, ni se nota al tacto, ni al calzarte las zapatillas.

O por ejemplo Adidas, en sus Adidas Terrex Speed GTX, monta el Gore-Tex 3D Fit, que proporciona un tacto muy amable y cómodo al pie. Además, hay que destacar su ligereza, siendo las zapatillas impermeables más ligeras del mundo.

Transpirabilidad

Una característica fundamental que debemos buscar es la transpirabilidad.

No hay nada peor que la sensación de tener los pies cocidos dentro de la zapatilla, acumulando sudor y, por tanto, provocándonos ampollas al acabar el entreno o carrera.

Además de unos buenos calcetines para trail tunning, la zapatilla ha de evacuar correctamente el sudor mientras estamos en esfuerzo, dejando respirar al pie y refrigerándolo para poder seguir rindiendo al máximo durante más kilómetros.

El material usado en el upper, y la robustez que aporten los refuerzos y termosellados, definirán si nuestra zapatilla es más o menos transpirable.

Hoy en día, todas las marcas apuestan por una buena transpirabilidad, encontrándonos con mesh o mallas en el upper que son como tener las ventanas abiertas. ¡Un gustazo!

Estructura

La estructura en zapatillas de trail es la robustez o rigidez que aportan elementos como refuerzos y termosellados en el upper, acabados interiores generosos, un chasis contundente que sujete bien el talón, o una media suela de perfiles altos.

Podemos comprobar rápidamente si nuestra zapatilla está más o menos estructurada intentando doblarla en diferentes direcciones al cogerla con las manos, o apretando el upper hacia dentro desde distintos puntos.

Los corredores que deben buscar una estructura mayor son aquellos con más peso, que corran distancias más largas y, sobretodo, que quieran correr por terrenos técnicos, donde una zapatilla con más estructura nos protegerá de golpes, roces y posibles torceduras.

Ajuste

El ajuste, o fit, es la sujeción que ejerce la zapatilla sobre nuestro pie, recogiéndolo de manera eficaz sin que se mueva mientras corremos.

Un buen fit de la zapatilla es sinónimo de comodidad, velocidad y seguridad en descensos o terrenos más técnicos.

No todas las zapatillas tienen el mismo ajuste, ya que algunas se ajustarán a todo el pie, y otras priorizarán algunas zonas.

Por ejemplo, la marca americana Altra, tiene como uno de sus símbolos el Footshape Toe Box, dejando mayor espacio en la parte delantera del pie, para evitar la saturación de esta zona y que nos merme el rendimiento.

Donde sí hay que buscar un buen ajuste siempre es en el empeine y el talón, que son las zonas fundamentales para traccionar bien en todas direcciones y terrenos.

Peso

Si no eres de los que miran cada gramo que se pone encima, no será un factor decisivo en tu decisión, aunque si ayuda a nuestro cuerpo a rendir mejor, bienvenido sea.

Simplemente comentar que lo que más interviene en el peso de una zapatilla es la suela.

Los pesos que nos encontramos, de forma genérica, son los siguientes:

Zapatillas de competición

Son las más ligeras y se suelen encontrar entre 200 y 240 gramos.

Distancias cortas

Podemos agruparlas entre 240 y 280 gramos.

Distancias medias

Para estas distancias nos movemos en unos pesos de entre 260 y 300 gramos.

Distancias largas

Son, por norma general, las más pesadas. La mayoría están entre 280 y 320 gramos.

Carga

La carga al pisar es la zona del pie que apoyamos primero, y donde descargamos el peso de nuestro cuerpo en cada zancada.

Se ha de tener muy en cuenta a la hora de elegir nuestras zapatillas, ya que no podremos aguantar muchos kilómetros con unas zapatillas que no se ajusten a nuestra técnica de carrera.

Además, tener esto en cuenta al elegir nuestras zapatillas, nos evitará lesiones y sobrecargas musculares.

Podemos dividir los tipos de carga en:

Carga en talón

Muchas personas, especialmente al empezar en el trail running o running, entran de talón en sus zancadas. Si este es nuestro caso, y hasta adquirir una mejor técnica de carrera, un drop más elevado, acompañado de una buena amortiguación en la media suela, nos será de gran ayuda.

Carga en mediopié

El apoyo se realiza con la parte media del pie. Al tener una mejor técnica de carrera, podremos utilizar drops más bajos y menor amortiguación trasera.

Carga en antepié

Entramos en contacto con el suelo con la parte delantera. Requiere de una gran técnica de carrera, además de la musculatura necesaria para llevarlo a cabo. Podemos utilizar zapatillas hasta de drop 0 sin resentirnos, además de una menor amortiguación ganando en sensación del terreno.

Una vez entendidos estos conceptos, que nos encontramos constantemente en los análisis y comparativas de zapatillas de trail running, es hora de explicar las claves a valorar para elegir y comprar nuestra zapatilla de trail perfecta.

¡Descúbrelas a continuación!

¿Cómo elegir las Zapatillas de Trail Running?

Uso

¿Para qué vamos a usar nuestras próximas zapatillas de trail? ¿Qué estamos buscando con ellas?

Esto es lo primero que deberemos preguntarnos para empezar a acotar la búsqueda.

Por mucho que nos gusten unas zapatillas por sus colores o diseño, si no les vamos a dar el uso para el que se han concebido, estaremos perdiendo en rendimiento, comodidad y, seguramente, dinero.

Aunque, obviamente, todo el mundo es libre de comprarse lo que quiera y usarlo cómo quiera. ¡Faltaría más!

Pero, como es recomendable usar cada zapatilla para su cometido, y así sacarles el máximo rendimiento, vamos a diferenciar entre estos tipos de uso:

Entrenamiento

Estas zapatillas serán nuestras mejores amigas, las que nos acompañarán la gran mayoría de días, a las que sumar kilómetros y kilómetros.

Siempre es aconsejable tener unas zapatillas para entrenamiento, duraderas y resistentes, que nos aporten comodidad en todo momento.

Para estas zapatillas no contaremos cada gramo, sino que primaremos materiales amables, buena amortigüación, y, a ser posible, que sean más versátiles que unas zapatillas de competición para un terreno concreto.

Competición

Nuestra arma secreta, donde sacaremos todo nuestro arsenal.

Si vamos a competir o, simplemente, participar en carreras con intención de hacerlo bien, las necesitaremos.

Pueden ser una versión mejorada de nuestras zapatillas de entrenamiento, si nos gusta la marca y nos sentimos bien con ellas.

Lo primordial será encontrar el balance perfecto entre prestaciones, como ligereza, tracción y reactividad, sin por ello perder comodidad. El peso nos importará, pero hay que tener claro hasta dónde podremos aguantar con unas zapatillas menos protegidas y amables con el paso de los kilómetros.

Mixtas

Si no vamos a competir, o lo hacemos de manera esporádica y sin mirar el crono, podemos apostar por unas zapatillas que nos ofrezcan un buen rendimiento, tanto en entrenos como en competición.

Normalmente, este tipo de zapatillas no suelen destacar en ningún apartado, como es obvio, sino que poseen unas características medias que nos servirán para la gran mayoría de ocasiones.

El punto medio entre durabilidad y prestaciones, entre comodidad y ligereza, y entre amortiguación y reactividad, nos darán unas zapatillas con las que defendernos dignamente en cualquier escenario.

Al final, ¡lo que cuentan son las piernas!

Terreno

La segunda cuestión fundamental a plantearnos es por dónde vamos a usar nuestras zapatillas, sobre qué terrenos vamos a correr normalmente.

Es cierto que, tanto en entrenos como carreras, el terreno irá variando y no será igual en su totalidad, pero siempre habrá un patrón principal.

Por tanto, podemos diferenciar en zapatillas para los siguientes terrenos:

Firmes

Los terrenos firmes serán, probablemente, sobre los que más nos movamos.

Podemos definir como terreno firme todo aquel que no se mueve a nuestro paso, que queda intacto y tiene consistencia.

Ejemplos de ello son caminos bien marcados, senderos y pistas de arena o tierra. Podemos encontrarnos rocas y ramas, siempre que estén bien sujetas y no supongan la mayoría del camino.

Las zapatillas para estos terrenos tienen un taqueado poco prominente y con un dibujo más lleno de tacos. Lo normal es que su resistencia al agua sea menor, aunque lo solventan con una buena evacuación.

Descompuestos

Los terrenos descompuestos, o blandos, son aquellos que no están fijos y son cambiantes a nuestro paso.

El ejemplo más común es el barro, aunque también podemos incluir la hierba mojada o las piedras sueltas.

El taqueado en estas zapatillas es muy prominente, proporcionando buen agarre a la vez que tracción, para despegar rápidamente el pie de estas zonas.

También nos encontramos menor número de tacos, y mayor espacio entre ellos, para facilitar la evacuación de los elementos que pisemos y que no se adhieran a nuestra suela.

Técnicos

Los terrenos técnicos los encontramos al alejarnos de los caminos marcados, es decir, los manipulados por el hombre, y nos adentramos en plena naturaleza.

Estos terrenos se caracterizan por no seguir un sendero marcado, encontrándonos con obstáculos constantes que sortear, como ramas, rocas o piedras sueltas.

Las zapatillas destinadas a estos terrenos técnicos tienen taqueados medios, aptos para una gran variedad de superficies.

Sin embargo, se caracterizan por tener mayores protecciones tanto en media suela, para no notar las piedras puntiagudas que pisemos, como en el upper y puntera, para protegernos de posibles golpes y roces con el terreno.

La suela también juega un papel importante, teniendo que ofrecernos un buen agarre hasta en las superficies más difíciles, como roca mojada.

Mixtos

Si variamos terrenos en entrenamientos y competiciones, o simplemente nos gusta atacar a todo, unas zapatillas versátiles son la solución.

Lo ideal será elegir unas zapatillas con refuerzos medios en media suela y upper, un dibujo del taquedado polivalente, y una suela de un compuesto que nos de seguridad en diversos terrenos.

Distancia

Un factor más a tener en cuenta es la distancia que corremos normalmente.

Subdividiremos en las siguientes distancias:

Cortas

Podemos agruparlas hasta la media maratón, 21 kilómetros.

Si corremos distancias cortas, podemos prescindir de amortiguación extra, y ganar así en ligereza con perfiles más bajos.

Las zapatillas para corta distancia acostumbran a tener drops bajos, ya que, aún sin tener la mejor técnica de carrera, el tiempo de esfuerzo será menor.

Medias

Distancias desde la media maratón, 21 kilómetros, hasta la maratón, 42 kilómetros.

Como norma general, la amortiguación y el drop aumentan, buscando una mayor comodidad que nos dure con el paso de los kilómetros.

Al ser carreras más largas, y pasar por mayor diversidad de terrenos, las zapatillas suelen incluir elementos de refuerzo y protección medios.

Largas

Se consideran distancias de ultrafondo, o ultra trails, desde los 42 kilómetros y hasta dónde uno se pueda imaginar.

Cada cierto tiempo se organiza una carrera más larga que la anterior, encontrándonos con carreras que superan los 200 kilómetros.

Aún así, el grueso de estas carreras oscilan entre los 50 y los 100 kilómetros.

Si queremos correr carreras de este tipo, nuestras zapatillas deben estar muy bien amortiguadas, tener perfiles elevados, y deben incluir refuerzos y termosellados en el upper, que nos protejan de golpes. Es importante contar con una suela polivalente, para defendernos en todos los terrenos, y una buena estructura, que nos corrija la pisada cuando estemos tan cansados que no miremos dónde ni cómo pisamos.

Como véis, las zapatillas para ultra trail son un compendio de todas las características que hemos visto, y es que, en una carrera así, han de aguantarlo todo.

Peso

Nuestro peso como corredores también influirá en la correcta elección de nuestras zapatillas de trail running.

Podemos diferenciar, de manera general, en los siguientes rangos de peso:

Ligero

Corredores y corredoras con un peso que no sobrepase los 70 kilos.

Si estás en este grupo, tienes toda la gama de zapatillas a tu disposición.

No porque estén destinadas todas a peso ligero, sino porque podrás llevar material de más, pero nunca de menos.

La amortiguación, drop y protecciones que podemos usar serán, en general, menores, dependiendo siempre de nuestra técnica de carrera.

Medio

Todas aquellas personas que se encuentren entre los 70 y los 85 kilos de peso.

En este rango, las zapatillas minimalistas sin casi protección y amortiguación, se nos pueden quedar cortas con el paso de los kilómetros.

Como siempre, se puede suplir con una buena técnica de carrera.

Pesado

Si nuestro peso es superior a los 85 kilos, hay que fijarnos que las zapatillas nos proporcionen una buena amortiguación, y no se queden chafadas con cada pisada.

Una buena estructura de la zapatilla, que nos aporte sujeción y estabilidad a nuestros pies, serán claves para sumar kilómetros con comodidad.

¡Te felicito!

Ya sabes todo sobre zapatillas de trail running y lo que debes tener en cuenta para elegir las próximas con éxito.

Ahora, descubre cuáles son las principales marcas en calzado de trail.

Mejores marcas de Zapatillas de Trail Running

Salomon

La casa francesa Salomon, es la líder en zapatillas y material de Trail Running, copando los podios de la mayoría de competiciones.

Desde 1947, tecnología e innovación definen a la marca de Annecy, en los Alpes Franceses.

La Sportiva

La marca italiana es especialista en calzado para la montaña, desde pies de gato hasta, por supuesto, zapatillas de trail.

Sin duda, una de las favoritas entre los corredores.

Adidas Terrex

La alemana Adidas es sinónimo de calidad y, en Trail Running, no iba a ser menos.

Su colección Adidas Terrex, nos ofrece un calzado con garantías para cualquier terreno.

Nike Trail

La marca americana de Oregón, mito del running, no quería ser menos en el trail, adentrándose cada vez más en este deporte.

Un estilo minimalista y eficaz, sigue siendo su carta de presentación.

New Balance

La marca americana New Balance traspasa su conocimiento del running en asfalto al Trail Running, con zapatillas cómodas y fiables.

Podremos pasar por cualquier terreno gracias a su estupendo agarre.

Hoka One One

Los franceses de Hoka One One, siguen cada día ganando más adeptos a sus zapatillas de trail.

Nos ofrecen una gran amortiguación y un rocker pronunciado para impulsarnos en todo momento.

Mizuno

La marca japonesa Mizuno, otra mítica del running, ofrece una transición para muchos runners de asfalto al mundo del trail.

Zapatillas de calidad y conservadores en cuanto al drop.

Asics

Otro gigante más del running que ofrece, a mucha gente, una transición al trail con zapatillas conocidas.

Los japoneses llevan la calidad y comodidad como bandera.

Conclusiones

Si has llegado hasta aquí leyendo, te agradezco el tiempo que has invertido en conocerlo todo sobre las zapatillas de trail running.

Espero que toda esta información te haya sido de gran ayuda, y puedas entender los análisis y comparativas de zapatillas de trail que encontrarás en trailrunning.run.

Te invito a que descubras las mejores zapatillas de trail running calidad precio, para largas distancias, o las mejores zapatillas de trail baratas.

A su vez, si quieres equiparte al completo, tienes a tu disposición la mejor información sobre material de trail running, como mochilas, chaquetas impermeables, bastones trail plegables, los mejores relojes GPS, y mucho más.

¡Todo sin salir de aquí!

Sin nada más que añadir, un gran saludo trailrunner, ¡nos vemos en los senderos!

Para mi próxima carrera de Trail Running necesito:

Zapatillas

Las zapatillas de trail son nuestro bien más preciado, lo que nos va a hacer correr por montaña cómodos durante horas y en cualquier terreno.

Descubre las mejores zapatillas de trail running calidad precio, para ultra trails, o las mejores zapatillas trail baratas.

Relojes

Lo que no se mide no se puede mejorar.

Tiempo, desnivel acumulado, velocidad, pulsaciones... Lleva todo controlado en tu muñeca, mientras sigues la ruta marcada en tu reloj con pulsómetro y GPS.

Mochilas

Eres tú contra esa montaña, risco o sendero, así que mejor no echar nada en falta.

Lleva contigo la hidratación, alimento y cosas personales que te hagan superarlo todo con las mejores mochilas y chalecos de trail running.

Bastones

¿Demasiada pendiente? ¿Otra vez para arriba cuando te quedan pocas fuerzas?

Ya sea en subidas, bajadas o en las zonas más técnicas, no te quedes nunca atrás gracias a los mejores bastones de trail.

Ropa

Tanto entrenando, como en carreras de trail running, nos podemos enfrentar a cualquier condición climatológica.

Prepárate con las mejores chaquetas impermeables, camisetas, pantalones o calcetines de trail, y ataca esos senderos.

Material

Situaciones especiales requieren materiales especiales.

Una linterna frontal, unas gafas de trail o un cinturón portabastones, te harán ser tú quien decida cuándo y por dónde correr.

NEWSLETTER TRAILRUNNER

Consentimiento de Privacidad

Responsable: trailrunning.run Finalidad: Envío de publicaciones, información exclusiva y correos comerciales. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Datos ubicados en los servidores de MailChimp en EE.UU, acogido al EU Privacy Shield. Puedes ver su política de privacidad aquí. Derechos: Podrás ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos. | Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.